Capítulo 27: Kirmen Uribe

|

Ondarrutarra, escritor y athleticzale. Presenta su novela más reciente "la vida anterior de los delfines". Ya tuvimos el placer de compartir tertulia con él, ahora cuenta sus vivencias con el Athletic a nuestros suscriptores.


Yo era un chaval cuando el Athletic ganó la liga, así que imagínate. Vi la gabarra en vivo. Soy de los setenta. Ya sabéis, la Liga, la Copa, el doblete... yo viví aquello, la gabarra también cuando era un niño y te marca para siempre. Mi padre era arrantzale y solía pasar mucho tiempo fuera, y cuando llegaba a tierra lo primero que quería era ir a Bilbao a ver al Athletic, y si el partido era fuera de casa pues a donde fuese (sonríe).. Y así íbamos en un seat 124 a cualquier partido (conducido por mi madre), fuese en Donosti, Zaragoza o Madrid, siempre en coche. Vimos muchos partidos del Athletic así. Un bonito recuerdo que queda para siempre. Muchas vacaciones han sido ligadas al Athletic.


La familia siempre ha sido muy del Athletic. Es curioso porque mi abuelo no era tan del Athletic y mi abuela sí. Entonces, mi madre y mis tías siempre han sido muy forofas y me han transmitido la afición. En especial las mujeres y empezando por la abuela. Para ella, perdedora de la Guerra Civil, el Athletic era casi lo único vasco que era legal. Ver los colores de la ikurriña, la bandera prohibida, en el campo era como una pequeña victoria para ella. Imagínate cuando ganaban. Ahora lo hemos olvidado, pero el Athletic fue durante muchos años sinónimo de libertad, como una especie de luz de esperanza en los años más difíciles. No sé, no soy muy esencialista ni en esto ni en nada. Me gusta su sentimiento de pertenencia, ese apego al país, a la gente humilde… El saber perder.


KIRMEN


Tengo la camiseta claro y me la puse para ver la final de la supercopa en Nueva York. Pero no soy muy de merchandising. De pequeño yo heredaba la camiseta de mi hermano mayor, que a su vez había sido del más mayor… Creo que eso tenía más valor que comprarla todos los años. Pues he ido a muchos partidos junto a mi mujer Nerea, con mis amigos, … Soy del Athletic pero sin no ser de otros equipos vascos. Cuando ganó la liga la real fuimos al recibimiento a la concha. No entiendo ese pique entre equipos vascos. Creo que es algo que se ha promovido desde fuera. Yo soy del Athletic por tradición familiar, pero también estoy con la Real, Osasuna, Alavés, Eibar…


De los jugadores de ahora soy muy fan de Iñigo (Martínez). Parece un remero que se ha puesto a jugar al fútbol, con ese carácter marinero y con esa inteligencia, que en el mar no sólo hay carácter. Y de Iñaki (Williams) claro, su historia personal es muy inspiradora para los migrantes, y habla de lo plural que es Euskal Herria. Ahora no se da tanto, pero cuando la Real ganó la segunda Liga consecutiva fui a Donosti al recibimiento y cuando el Athletic con más razón. Antes había mucha mejor comunión entre los equipos vascos.


El día de la semifinal de Copa en Granada estaba dando clases presenciales en la Universidad. Aquí cada uno tiene su portátil. La gente te escucha pero se mete en internet en cuanto dices un nombre. Yo tenía la pantallita abajo, mientras les estaba dando clase, a ver cómo íbamos en la semifinal. Tengo tres novelas y el Athletic creo que sale en las tres. Siempre me ha gustado. La última trata los años más duros de la historia de Euskadi, de la década de los treinta a los sesenta. Hay un partido, en los años cuarenta, contra el Madrid en San Mamés. Allí aparece una escena de la novela. También escribí el poema para la campa de los ingleses, he participado en letras y fútbol, e incluso fui consejero de la Fundación cuando Urrutia para animarles y darles consejo e ideas.



MATERIAL FOTOGRÁFICO

Cedido íntegramente por Kirmen Uribe

LA HORA PREMIUM

REACCIONANDO

ÚLTIMO PODCAST