Capítulo 19: Unai Basurko

|

Navegante. Apasionado del mar desde niño. Inmerso en la aventura del pakea.info. Unai es un reconocido athleticzale al que pocas veces le leerás contando sus vivencias con el Athletic. Una oportunidad que no podíamos dejar escapar.


En casa todos éramos del Athletic, pero hay más tradición por parte de mi ama que fue muy forofa y socia del Athletic desde muy pequeñita y de mi abuelo materno al que no conocí. Se volvieron de Caracas (Venezuela) y en cuanto regresaron a Bilbao les hicieron socias a las hermanas. Allí también vivían intensamente el Athletic, ya sabes, cuando estás lejos de casa y por obligación, es todo más querido y lo sientes incluso más cercano. Por eso creo que el Athletic es también identidad. En casa ni se cuestionaba ser del Athletic.


También me influyó mucho un entrenador que tuve en el colegio, Plácido Bilbao, que además llegó a jugar algunos partidos con el Athletic. Aquel hombre sí que nos inculcó muchas cosas, aparte de que en el colegio el sentimiento Athletic, bueno... ahora me sorprende mucho más, cuando vescamisetas de Ronaldo, del otro. Pero cuando éramos txikis no había más, era Athletic o Athletic. Ahora me está pasando con mis hijas, tengo dos pequeñitas. No son futboleras, de momento, pero como ven que tú lo sigues y te emocionas, pues te empiezan a preguntar, a ver cómo va eso, ¿y el Athletic?, ¿y los otros quiénes son?. Amama ya les ha regalado la primera camiseta del Athletic y felices, a la primera ocasión se la ponen y es bonito.


He tenido la suerte de pasar mucho tiempo, muchas horas, en casa de los “Panizo”, yo era un niño pequeño y él un señor, pero tuvimos muchísima relación porque éramos vecinos de puerta con puerta. Teníamos algunas revistas antiguas que nos regalaba, de partidos, del mundial de Brasil en que marcó Zarra. Siempre desde la admiración. Jugábamos mucho a fútbol dentro de casa, hacíamos mucho ruido, en nuestra casa y en la de Panizo. Fue con el paso de los años cuando me dí cuenta de verdad de quién fue Panizo, muy poco a poco. De niño sabías que fue un grandísimo jugador del Athletic pero no al nivel de hoy día. Con nosotros siempre fue muy cercano y cuando tenía que echarnos alguna bronquilla también caía. Me acuerdo mucho de él. Éramos más que vecinos.


Quizás los primeros recuerdos son de admiración a Jose Luis lopez Panizo “Pani” y aquel equipo histórico. También Txetxu Lertxundi, quien es parte de “mi familia” cercana nos acercó el Athletic desde txikis. Javi Clemente, las gabarras por la ría vista desde el velero que teníamos en casa, “el Portu”, con una vela rojiblanca anterior a las gabarras. Subimos la ría acompañando a los campeones, era muy pequeño, tendría unos diez años. Recuerdo el festejo, mucho ruido, mucha gente, el agua chocolate... ¡qué locura!. Salimos de Las Arenas, como el Athletic. Hicipmos todo el recorrido hasta el puente de Deusto. Fue inolvidable. En aquella embarcación, aparte de familia y amigos, íbamos mucha gente. Recuerdo qu el agua iba en la línea de flotación, casi semihundido de toda la gente que venía. Todos pintados, con la bufanda y la camiseta...


BASURKO 5


El Pakea es parte de mi vida. Entrega, ilusión, esfuerzo, descubrimiento, logros, muchas experiencias de media vida. Mucho. Los últimos años los dedicamos a proyectos de educación y sostenibilidad de los océanos, pensando en el legado.


Nos hemos criado al lado de la ría y hemos tenido esa suerte de empezar a navegar desde muy pequeñitos. Cuando dí la vuelta al mundo escuchaba los partidos del Athletic. Llevábamos un aparato en el barco, de onda corta, y lo seguíamos todo a través de Radio nacional. Entonces desde Australia puedes escuchar emisoras de aquí que emiten en esa onda. Claro, igual te tocaba a las tres o las cinco de la mañana, era un momento bonito de conexión. He seguido al Athletic con calmas, con temporales, me las apañaba siempre aunque no se escuchase muy bien, por lo menos para cantar los goles. Los gritaba, imagina la situación, estar ahí sólo, en mitad del océano y gritando un gol del Athletic. Ahora lo recuerdo y digo, qué locos estamos. Todo lo que fuera recordar y conectar con casa era muy bonito. Reconozco que soy afortunado de haber estado en muchos sitios como en la Antártida (donde aparece Unai en las fotos). Hay lugares que te dejan marcado y la Antártida es uno de ellos.


Los primeros partidos en San Mames de aquel Bilbao Athletic con los hermanos Salinas…Zubi, Goiko!.. eran brutales, Iba a verles con mi ama y mi tio Tomás Ariza, y además fueron unos años buenísimos. El germen del Athletic campeón. Era muy bonito, ambientazo, cuando los partidos se jugaban a las horas que tenían que jugar, y recuerdo que iban muchos chavales. Estaba a tope.


Después he compartido buenos momentos con Ziganda, Alkorta, Aduriz, Dani, Iraizoz. Ah!, y Goiko, cuando éramos txikis era la potencia, era el léon. Y por supuesto el gran Julen Guerrero, la perla de Portugalete. Es y ha sido un señor, un ejemplo de lo que es Athletic. Con Zubizarreta tengo la suerte de seguir en contacto. En general, los porteros me han generado mucho vínculo. Esa demarcación es especial. Y por supuesto si a alguien admiro es y sigue siendo el “chopo” Iribar, compartimos Zarautz en nuestros corazones. Vuelvo al recuerdo de los cromos, tengo una foto antigua de póster, era el cromo de Iribar. No tiendo a mitificar a nadie pero cuando estoy con él siento auténtica admiración. Guardo con especial cariño una camiseta de Aitor Ocio, que me regaló justo antes de jugar la final de Copa de 2009. Momentos antes de entrar al campo, un detallazo. Tuve la suerte de hacer un curso de coaching con él durante un largo invierno, e hicimos amistad. Es un gran tipo.


BASURKO 3


He sido y soy del Athletic, aquí y por todo el Mundo. Muchas veces me han preguntado sobre nuestro “ser Athletic”. Creo que es necesario hacernos esta pregunta, contestarla y sobre todo poner ejemplos concretos que reflejen esto. Por ejemplo ¿seguimos siendo una “afición única”? ¿también en los malos momentos?. Habrá que sentarse y repensar el Athletic, no ser espejo de actitudes de otros equipos, si somos diferentes el compromiso es independiente del resultado. Si tenemos un presidente o un entrenador, que haya debate, pero sin generar ruido perjudicial. El sentimiento es la base de todo, pero el compromiso, la diferenciación son hechos y actos concretos. Me aleja comprobar que cada año nos parecemos más a todos en demasiadas actitudes. Debemos repensar cada atomo de lo que es “Athletic”.


Como se entere de esto Dani Ruiz Bazán, amigo también, me da hasta vergüenza. Yo tenía una camiseta suya, con el siete, preciosa. Y cuando eliminamos al Newcastle, en aquella noche loca, se la intercambié a un inglés y hasta hoy. Fue el subidón y luego he sido consciente. Habrá un inglés diciendo “qué tengo aquí, un artista del balón”. De hecho, tampoco conservo la del Newcastle, no recuerod a quién se la regalé (carcajada).


Saque de honor


El saque de honor en San Mamés fue precioso. Eso sí que fue un regalazo. Muy emotivo. Me acuerdo de que fui a comer con mi aita y Lertxundi y luego al campo. Le dí a la pelota... estaba muy nervioso y como he jugado al fútbol me gusta darle al balón. Entonces, lo ví tan bonito todo que me salió darle al vestuario. Ni lo pensé. Y luego cometí el error de no saludar al contrario, que eso ya fue fatal. Estaba muy emocionado. Se me ponen los pelos de punta todavía. Todas las semanas tendría que tener alguien esa suerte.


Estando en la boda de un familiar de Telmo “Zarra”, me acerque a él en el baile, y le dije que tuvimos un buen amigo en común. Imagino que, “cansado” de aguantar a admiradores, agachó la cabeza y me preguntó a ver quién era… Cuando le dije que “Panizo” su cara cambió, me miró cercano y emocionado. Me dijo “no eres mi amigo, eres mi “Hermano”. Todavía me emociono al recordarlo, por lo que suponía aquella época y aquel Athletic. Siempre les recordaré.



MATERIAL FOTOGRÁFICO

Cedido por Unai Basurko

Saque honor: El Correo

LA HORA PREMIUM

REACCIONANDO

ÚLTIMO PODCAST