Christian Scheibe: "me identifico mucho con el Athletic"

|

Whatsapp entradas

La relación de nuestro protagonista con el Athletic comenzó a forjarse en 2013, justo después de un camino de Santiago, aprovechando el tiempo para acercarse a Euskadi y conocer Bilbao. "Siempre había oído hablar del Athletic, aquí en Alemania, pero aquel año pude visitar el nuevo campo de San Mamés y recuerdo que me quedé ciertamente impresionado por el diseño y el estilo". Christian Scheibe nació en Berlín y desde hace diez años -por motivos de estudios- residiendo en Dortmund. Este treintañero y athleticzale de nuevo cuño explica su pasión rojiblanca: "el Athletic es un símbolo con el que me identifico, algo parecido al último hombre que defiende los valores y principios en un deporte totalmente comercializado. Me parece adorable. Me encanta Lezama y su escuela de jóvenes futbolistas. Es algo único en el mundo". Cuenta que en Alemania hay una buena parte de amantes del fútbol que reconocen y valoran la filosofía zurigorri, pero también reconoce que otros sectores lo confunden con otras motivaciones. "Trato siempre de discutirles sus argumentos y de defender la política de cantera del Athletic, el club más grande del mundo", explica orgulloso. Tampoco debe ser especialmente sencillo seguir la actualidad del Athletic en un país donde el idioma y las preferencias informativas no fomentan la información rojiblanca. Aún así, Christian permanece atento a algunos magazines y a internet para no perderse ni una. Y lo mismo con la televisión: "Trato de ver todos los partidos que puedo cuando mi trabajo me lo permite. A través de la televisión o de aplicaciiones móviles de DAZN, en inglés o alemán. Siempre vivo los partidos muy nervioso, especialmente en los partidos contra los clubes grandes. Animando al Athletic, sobre todo cuando más lo necesita".


CHRISTIAN SCHEIBE


Cuatro años después de su primera visita a puerta cerrada a San Mamés, Christian pudo disfrutar de su primera experiencia en un partido oficial como espectador. Fue contra el Atlético de Madrid y, aunque el resultado final no fue el mejor posible, lo recuerda como "una atmósfera increíble". Hasta cinco partidos en total, entre los que destacan las visitas del Real Madrid en 2018 y la Real Sociedad en 2019.  Su colección de camisetas del Athletic no se queda corta y la foto que comparte con nosotros da buena fe de ello. ¡Ya son diez!. Tampoco le falta algún que otro chándal. "Algunas cosas las compré por internet y otras en tiendas futboleras online. Otros productos como bufandas, banderins, mochilas y pegatinas las compré en las tiendas oficiales del Athletic", detalla. Curioso admirador de la cultura vasca, Christian se prometió a sí mismo la última vez que estuvo por el botxo que se pondría a estudiar algo de castellano mientras chapurrea algunas palabras en Euskera: "Soy capaz de cantar algunas partes del himno del Athletic pero es un poco difícil para mi", así que por ahora aprovecha para hacerse entender en Bilbao con el castellano: "un idioma relativamente más fácil", confiesa. De hecho, su amor por Euskadi y su cultura viene de hace diez años: "Fue durante un interrail por el suroeste de Europa". Aquella primera experiencia le marcó tanto que tres años después no perdió la oportunidad de volver durante aquel camino de Santiago. "Me quedé realmente fascinado por la ciudad, la gastronomía y la identidad cultural. Conozco parte de vuestra cultura a través de viajes, libros y de internet. Es algo diferente, muy especial y exótico que me encanta". 


Su admiración por Iñaki Williams tiene historia propia. "Es mi jugador favorito. Su rapidez, su estilo atractivo, su deseo por jugar en el Athletic desechando ofertas de más dinero de clubes más ´grandes´, su disponibilidad para ser parte de algo mucho más grande que él mismo. Su sacrificio y esos ideales que no están en venta", explica con detalle. A tanto llega que la miga tiene anécdota. "A veces, mi novia y yo hablamos de posibles nombre para un niño, y yo siempre saco el de Iñaki, empezó como una broma recurrente pero continúa. Incluso cuando estamos con amigos". Tanta pasión rojiblanca puede saturar a quienes no la viven tan intensamente, incluso como para pequeños rocecillos de pareja: "mi querida novia a veces se enfada por mi pasión athleticzale, pero trata de llevarlo lo mejor posible apoyándome. Ella pensó que sería genial para mi asistir a la Eurocopa en Bilbao. Así que me regaló para navidades una entrada para el España - Polonia. Traté de mostrarle alegría y se lo agradecí pero, a decir verdad, no me interesa la selección española. Me gustaría mucho más ver la final de Copa contra la Real Sociedad". Por ahí va su sueño pendiente con el Athletic, volver a surcar la gabarra por la ría del Nervión celebrando un título. Mientras tanto, trata de organizar una cuenta rojiblanca en redes sociales y visita un grupo de Facebook de unos veinte alemanes que hablan del Athletic y que fue fundado por dos compatriotas del suroeste hace un par de años, aunque "debo decir que la mitad son alemanes residentes en Bilbao". Sí recuerda con especial emoción cuando "ví tres amistosos en mi país, en 2018, y conocí a algunos vascos que viven en Alemania. Espero encontrar más gente por Berlín para poder charlar del Athletic", comenta. Christian, hace un año te contacté y me preguntabas si tu historia tendría algún interés. No lo dudes. Ha sido un honor y un placer descubrirte. ¡Vielen Dank!. Bis bald.

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST