Choi Wonjun: "un "Bilbao supporter" en Korea

|

Whatsapp entradas

"En 2015 hice un viaje por España con mi familia. Después de recorrer Sevilla me fui al hotel, puse la televisión, estaban retransmitiendo el partido del Athletic, el de la Supercopa en San Mamés frente al Barcelona. No sabía mucho sobre fútbol pero me quedé impactado. Tenía entendido que el Barcelona era uno de los mejores clubes de fútbol del universo. En cambio, el Athletic le aplastó. Desde aquel día empecé a tener curiosidad por conocer más del Athletic club y me hice seguidor mientras recopilaba más información". Nuestra primera historia de la undécima temporada viaja hasta Korea del sur, a la localidad de Surwon, cerca de Seoul. Allí vive un joven de 21 años especializado en historia. Se llama Choi Wonjun y desde aquel verano del 2015 no deja de hablar de su Athletic a todo el mundo: "cuando introduzco a familiares, amigos y conocidos en el Athletic, algunos no entienden que jueguen en primera división desde siempre, no conocen mucho de la cultura vasca. Les cuento que el Athletic tiene una larga y preciosa historia que nunca fue alterada". Esto fue lo que más le impacto a nuestro protagonista cuando comenzó a investigar en la centenaria historia rojiblanca: "Me quedaba fascinado al comprobar que con una filosofía única y jugando sólo con futbolistas vascos muestran buenos resultados cada temporada sin cambiar su filosofía. De hecho, prefiero apoyar algo (un club de fútbol) que mucha gente no conoce (bromea)". 


Pese a su juventud, y cinco años después de conocer por casualidad al Athletic, Wonjun no se pierde un partido: "lo normal es que cada partido del Athletic empiece a medianoche aquí en Korea del sur. No es fácil verlos pero aguanto despierto siempre que puedo. Suelo verlos a través de "SportNow", una plataforma para dispositivos móviles que emite partidos de las grandes ligas europeas. Es de pago y no ofrece la Copa". En este sentido, como la cobertura informativa sobre el Athletic en el país es nula, nuestro protagonista recurre a internet y al Twitter para informarse del día a día, en alguna cuenta en inglés y tirando de traductor con las de castellano. Wonjun vive los partidos con intensidad, alejado del tópico que se mantiene en occidente de que algunos aficionados asiáticos son más tranquilos y reposados a la hora de sentarse delante del televisor para ver a su equipo. "Cuando los jugadores tienen una mala actuación me enfado, pero sé que siempre intentan dar lo mejor de sí mismos, por eso me siento orgulloso en cada partido". Y no le falta merchandising para sentirse como si estuviera en San Mamés. Me cuenta que tiene tres camisetas de las tres últimas temporadas. Una sin nombre ni dorsal, otra con el 14 de Susaeta y la tercera con el 20 de Aduriz, sin duda alguna su jugador favorito: "marca muchos goles para el equipo y de todas las formas posibles, tiene esa habilidad para hacer goles espectaculares". Su pequeña gran colección de artículos comprados a través de la tienda oficial del club se completa con una bufanda y una cartera con el escudo del Athletic. En la foto de portada le podemos ver posando con algunos de los objetos mencionados.


Wonjun es tan del Athletic que hasta en la universidad en la que estudia lo saben. "El primer día, les conté que era aficionado del Athletic, me miraron con ojos muy interesados y me preguntaron muchas cosas. Algunos me llaman "el aficionado de Bilbao" en lugar de por mi nombre". Y no está sólo en Korea del sur. Me cuenta que sabe de la existencia de unos cincuenta athleticzales en el país y que tienen un foro llamado "Naver". Lo fundaron en el año 2012 y su administrador sigue al conjuntot rojiblanco desde el año 2002. Además, se comunican a través de un grupo de mensajes llamado "Kakao talk" en donde seguro que, de vez en cuando, aparecen palabras en Euskera como "zorionak, kaixo, eskerrik asko..." y hasta un "zu zara nagusia". Ojo porque Wonjun se atreve con himno del Athletic: "mi pronunciación es incorrecta pero puedo cantarlo entero", sobre todo el principio cuando entona el famoso "Athleeeeeetic, Eup". No sé vosotros, pero yo pagaría por verle y escucharle, un espectáculo simpático asegurado. Su pasión rojiblanca tiene unos cuantos retos pendientes, como por ejemplo visitar Bilbao y San Mamés por primera vez, hacerlo con la primera peña koreana: "me encantaría organizarla, si puedo obtener toda la información la montaré algún día, seguro". Tal vez lo más emocionante de sus palabras sea cuando reconoce que "cuando sea más mayor, me gustaría que mis hijos creciesen como seguidores del Athletic Club. Me gustaría conseguir que el Athletic fuera uno de los clubes de fútbol más populares en mi país y hacer crecer a nuestra futura peña para convertirla en una de las más grandes del mundo". Wonjun debe ser de Bilbao porque piensa a lo grande.

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST