Julen nunca decepciona

|

Whatsapp entradas

No todos los días tienes la oportunidad de conversar con una leyenda del Athletic. No todos los días tienes el privilegio de contar con aquel futbolista al que veías cada fin de semana en San Mamés. No todos los días tienes la suerte y al mismo tiempo la responsabilidad de compartir micrófono con Julen Guerrero, y todavía menos en tu propio programa. Esta terrible pandemia que nos ha obligado a quedarnos en casa nos permite coincidir, unos cuantos Martes por la noche, con diversos personajes públicos que profesan el sentimiento rojiblanco. Actores (Jordi Rebellón, Lander Otaola), cómicos (Lorenzo Parro, Txemi Parra, Iñaki Urrutia), escritores (Benjamín Prado), Cocineros (Javier Sierra), exdeportistas (Igor Antón, David Etxebarria, Gaizka Toquero, Koikili Lertxundi, Sergio Corino). Son algunos de los invitados más populares que nos han visitado durante esta temporada atípica... y los que vendrán a lo largo de las semanas siguientes. Personajes conocidos a los que habría sido virtualmente imposible convocar durante noventa minutos entre tantos quehaceres diarios. Así surgió la idea de invitar a Julen. Con el afán de recordar épocas pasadas que permanecen en la memoria y la retina de cualquier aficionado rojiblanco, con el propósito de hacer una tertulia "vintage" sobre el Athletic de los noventa con su más destacado protagonista y en compañía de tres interlocutores sensacionales: Los periodistas Jaime Ugarte y Rodrigo Errasti, y el nieto del mítico Gregorio Blasco. Combinar las épocas de Julen y Blasco me parecía un merecido homenaje a etapas icónicas del Athletic club. 


No se lo pregunté, pero no recuerdo muchas tertulias futboleras (en especial sobre el Athletic) en las que participase Julen Guerrero. En sus escasos y muy contados momentos sin actividad profesional, y más allá de las típicas entrevistas, supongo que muy pocos programas de radio y/o televisión -por no decir ninguno- pudieron contar con una leyenda del Athletic de semejante calibre durante noventa minutos y de forma ininterrumpida. He ahí nuestro enorme privilegio. El primer contacto con Julen fue en 2017. Seguro que muchos oyentes y seguidores lo recuerdan. Cuando regalamos fotos históricas de momentos y goles muy emblemáticos de la carrera del portugalujo al ganador de la porra semanal. Se lo propuse a Julen y rápidamente aceptó. Le llevé las fotos a su Restaurante en Lezama, el que regenta su hermano Unai, quien se las hizo llegar a Málaga. En muy poco tiempo las recogí de nuevo en el Restaurante, firmadas para nuestros oyentes. Tres años después, y aprovechando la celebración de nuestro décimo aniversario, parecía el momento idóneo para contar con Julen en la tertulia de los Martes. Le contacté por redes sociales. Tardó muy poco en aceptar la propuesta pidiéndome que lo consultase con el gabinete de comunicación de la Federación. Mi experiencia con ellos ha sido altamente satisfactoria y debo decir que sorprendente. En apenas dos días, no sólo nos dieron el visto bueno sino que pudimos intercambiar mensajes y alguna llamada con la Federación. Dando así un perfecto ejemplo, sobre todo en unas semanas de mucho trabajo y reuniones, de que un entrenador de categorías inferiores puede hablar del Athletic en una radio online y que un medio de comunicación humilde y online puede recibir las mismas atenciones que cualquier otro. Muchas gracias, Pablo.


Mucho, muy mucho debieran aprender unos cuantos clubes. Los que alegaban durante ocho largos años que no podían atender ni reconocer el trabajo de los medios online, ni para entrevistas ni para acceder a aquellos espacios del club en donde trabajan los medios "convencionales". Los que se excusaban con que la demanda era enorme y que había que discriminar con algún criterio mientras te ofrecían al femenino en una discutible discriminación positiva. Más a más cuando, hablando con otros colegas, te contaban que mientras el club te rechazaba porque fulano estaba a tope... el mismo jugador confesaba por otro lado que no tenía nada en toda la semana, con intercambio incluido de emoticonos de risas y carcajadas con el periodista. Los que esconden a sus técnicos de categorías inferiores porque la comunicación del club les impide hablar. Los que prometen un cambio en su política de comunicación y en cuanto pueden ignoran tu petición tras una cadena breve e insulsa de mensajes y correos, al tiempo que no dudan en llamarte por la mañana con tono desafiante y muy poco respetuoso para reprocharte cinco líneas de una enorme contraportada. Julen ha vuelto a ser ejemplo, de normalidad y amabilidad. De respeto a la labor de un medio online y de mucha generosidad para compartir noventa minutos una noche entre semana. Ojalá que, algún día, todos los medios exclusivamente digitales se ganen el paradójico derecho a ejercer su trabajo en las instalaciones de cualquier club. Un deseo ingenuo y extemporáneo si uno lee las quejas de muchos periodistas y fotógrafos cuando tratan de cubrir los partidos de muchos clubes femeninos de la Liga más televisada de la historia. Sirvan estas líneas de agradecimiento y reivindicación, sirva la tertulia con Julen para acercar a una leyenda al foco pequeño que unos cuantos quisieron apagar. A veces, tratar con la leyenda no decepciona. Éste es un buen ejemplo. Eskerrik asko, Julen.

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST