Las cosas de Rafa

|

Whatsapp entradas

Han pasado tres semanas del cierre del mercado de invierno. Tiempo más que suficiente y razonable como para que Rafa Alkorta, director deportivo del Athletic, hubiese salido ante los medios para hacer balance y dar las oportunas explicaciones de su gestión en dicho lapso de tiempo. Y no es una demanda casual, ni oportunista, ni novedosa. Al contrario, en este mismo espacio reiteré durante años la necesidad de que Urrutia o Amorrortu cuando ejerció como tal, compareciesen ante la prensa con la misma naturalidad y prudencia que otros directores deportivos de la Liga, con pelos y señales. Por coherencia, sigo echando en falta el rendimiento de cuentas ante los socios de cada movimiento publicado en prensa y verificado por sus protagonistas en público. ¿Cuál es el balance de Alkorta de este mercado?, ¿qué ha pasado con algunos futbolistas y qué pretende el club con ellos?, ¿por qué no se ficha a nadie?, ¿qué opina de los mensajes constantes de Garitano en rueda de prensa recordando que no le han fichado a nadie durante dos mercados de fichajes?, ¿hay comunicación y buena sintonía con el técnico?. Son demasiadas preguntas y todas quedan pendientes de respuesta. Los que vinieron a aportar transparencia y otra forma de gestión repitiendo el mismo mutismo de los anteriores. ¿No tiene nada que desmentir Alkorta?. ¿Todo lo publicado es cierto?. Sinceramente, estos asuntos preocupan e interesan mucho más al que paga su(s) carnet(s) que la planificación de Lezama. ¿Dónde quedó la vehemencia con la cláusula de Núñez?.


El pasado Jueves comparecía Ibai Gómez en Lezama. Su respuesta al interés del Espanyol fue contundente. Todo lo publicado en prensa era cierto: "sí, tuve opciones de salir en el mercado de invierno. Soy sincero, a mi me gusta jugar y el Espanyol era una opción buena". Preguntado por la respuesta de Garitano y el club a una eventual cesión, Ibai aclara: "ya salió Gaizka y dijo que no iba a salir nadie más que Ganea [...] en este tipo de procesos lo primero es hablar con el entrenador y con el club, decirles cómo ves tu situación. Garitano me dijo que no había opción de salir porque somos todos importantes y él cuenta con toda la plantilla". De sus palabras se deduce lo mismo que de las repetidas por Garitano, que el técnico no quería salidas porque no le fichan a nadie. Pero, ¿por qué no explica la respuesta del club?. En un somero repaso a los titulares de la prensa, desde que salta la noticia del Espanyol hasta el Jueves pasado, ni una sola mención a las intenciones del club, las de Alkorta y la directiva. ¿Acaso fue Garitano el único en plantarse?. ¿Por qué preguntarle a él cuando había dejado clarísimo que no quería ni una baja?. No se entiende que tenga que ser Garitano el encargado de responder este tipo de cuestiones habiendo un director deportivo. Si el club no quiere ni oir ofertas por un jugador se acaba el debate, se corta en seco. Sales públicamente y zanjas el asunto por la vía rápida, evitas rumores y reiteras la confianza en el jugador. Así ocurría, más o menos, cuando Urrutia exigía cláusulas para ciertos jugadores. ¿Quién hablaba con Bielsa o Valverde sobre estos asuntos?, ¿quién les pedía opinión?. Ibai quería salir, el club calla. Si no es por Garitano...


Y el Viernes, entrevista a Unai Núñez en Mundo deportivo. Buena parte del cuestionario gira en torno a sus escarceos en el mercado invernal. El repertorio de respuestas del central no dejan lugar a dudas. Frialdad: "tengo contrato y a día de hoy lo único que sé es que tengo contrato con el Athletic", "hay que vivir día a día, año a año y lo que tenga que pasar, pasará". Ni una palabra poniendo por delante su interés de quedarse en Bilbao, y mira que le repiten dos veces la pregunta: ¿Cómo titularía esta entrevista: quiero seguir o quiero jugar?: "lo que quiero es seguir jugando y mejorando". ¿En el Athletic?: "jugando y mejorando personalmente. Lo que tenga que venir, ya vendrá". Sobre el interés de otros clubes se contradice. Lo mismo responde: "eso lo sabrán mis agentes" que "a pesar de no tener aquí los minutos que desearía; hay clubes, clubes importantes, que se interesan en mí". También hay recadito al club, el mismo que según parece negocia desde hace un tiempo su renovación: "la afición es diferente a las que ves en otros clubes... Respecto al club, no conozco ningún otro. No le puedo decir". Y para concluir indiferencia con la opinión de Elizegi: "me han dicho algo, pero como no lo he leído no puedo decirle nada. Cada uno tiene su opinión".  Sumemos a todo esto la extraña operación de Larrazábal con el Zaragoza o las apuestas difícilmente comprensibles con Sancet, Villalibre o Vencedor. ¿Cuál es la planificación del club con estos cachorros para el primer equipo?. Conclusión. Alkorta nos debía una explicación, la del club, para zanjar y aclarar qué opina y cómo ha gestionado estos y otros asuntos. El panorama no parece halagüeño: jugadores buscando salidas, entrenador lanzando mensajes en público, otro mercado sin fichajes... Practiquen por fin la división de poderes. Al presi lo del presi, al entrenador lo del campo, y a Alkorta estas cuestiones. Oportunidad perdida, queda pendiente para verano.

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST