Escarnio gratuito

|

Whatsapp entradas


El silencio coherente también se paga, su elevado precio -profesional y personal- va en un aumento directamente proporcional al incremento de los rumores, dimes y diretes, y bocachanclas prestados voluntariamente para la ocasión de azuzar este culebrón que a todo el mundo harta aunque no deje de comentarlo y tuitearlo. Kepa ha pasado de heredero de Iribar al penúltimo blanco fácil para el pim-pam-pum, sustituyendo por un tiempo al cese fulminante de Ziganda, al repentino bajón de juego de un equipo sin refuerzos durante más de dos años, o a los abonos descuento de un San Mamés que sigue perdiendo espectadores a marchas forzadas, aunque sean mayores de veintiséis años. Pero, ¿cuál es el supuesto delito de Kepa?. Haciendo recuento -entre insultos, amenazas y reproches- al portero ondarrutarra se le exige: que salga públicamente a aclarar su futuro y que explique cómo ha sido el proceso negociador. A ver quién ha acertado en sus predicciones. Como si el "sentimiento rojiblanco" obligase a desvelar -tal y como hizo el presidente- el minuto y resultado de unas negociaciones solo en caso de que tu supuesta decisión final sea no renovar con el Athletic. Aquellos que durante tiempo insistieron en desacreditar sistemáticamente las informaciones que llegaban desde Madrid, han decidido subirse al barco institucional aunque para ello abonen las tesis de los antaño "intoxicadores". ¿Ahora sí son veraces -porque conviene- y antes no?.


De repente no solo damos por sentado que Kepa ha pasado reconocimiento médico en Madrid, sino que Inda y su periódico -sin pruebas- han recobrado en Bilbao su fiabilidad informativa. Entonces, ¿por qué no lo ha denunciado el Athletic?: porque es falso, porque sí tenía permiso o porque el club prefiere ser cómplice de una supuesta ilegalidad. ¿Por qué le permite el club entrenarse aparte aun lesionado?, con lo cobarde que les parece a algunos solo ahora. Según los justicieros del supuestamente, Kepa debería dar explicaciones. Pero ¿cuándo?. Hasta el uno de Enero imposible por ilegal, y a día de hoy ¿quién puede demostrar que tenga algo definitivo firmado con el Madrid?. Papeles. Hasta la fecha apenas tenemos un supuesto reconocimiento médico no probado, ni siquiera con una triste foto. ¿Cómo es posible?. Anda que no hubo esmero en cazar a Javi Martínez medio tapado rumbo a Munich, o a aquellos señores entrando y saliendo de la LFP para el intento frustrado de Herrera con el United. De Kepa por Madrid ni una sola prueba, solo especulaciones y respuestas lacónicas de Ziganda y Zidane. ¿Por qué solo unos pocos canteranos de Lezama le deben más al Athletic que otros?, ¿por recibir y aceptar ofertas que la mayoría nunca tendrán?. Y al que no rinde en el campo, ¿aplausos y renovaciones automáticas?. En los últimos años han proliferado los saldadores de cuentas, defensores de unas esencias más allá del fútbol, talibanes del trágala o a la grada, recelosos de no poder castigar al "traidor" con pruebas contundentes antes de su supuesta salida del club. ¿Debe explicar solo Kepa cuándo y por qué se rompieron las negociaciones?, ¿ahora sí hay que salir a responder?, ¿no sería otro precedente peligroso echando más mierda?. El plazo de fichajes se cierra a final de mes, ¿por qué tanta prisa de repente?. ¿No cuenta con las pacientes bendiciones de Amorebieta en su día?.


Rompamos con otra tradición, la que dirimía asuntos económicos de puertas para adentro sin filtraciones. Que salga Kepa o sus agentes (que para eso están), pero a la limón con Urrutia y Amorrortu. Que den TODOS explicaciones de su trabajo durante tantos meses, que hubiese derecho a réplica. Con pruebas pero sin películas, no como con la exposición chapuza del fichaje de Capa y aquel lamentable "lapsus" con la cláusula de un contrato renovado. Luz y taquígrafos con Kepa y también con el resto de profesionales del club que han salido -sin cláusulas- por una puerta que no les correspondía tras años de dedicación y profesionalidad intachables. Sin tupidísimos velos. Exigimos rendimiento de cuentas y explicaciones a quien dicen que se marcha mientras permitimos a los gestores mentiras, ambigüedades y segundos planos. ¿Ningún amago de autocrítica en el club?. El Athletic sigue perdiendo potencial más allá del que tengan los que vengan detrás, el de un portero al que Valverde -oráculo rojiblanco- puso de titular por delante de Iraizoz sin experiencia en primera y con un contrato escaso. ¿Es peor guardar silencio que despedirte públicamente mintiendo sobre tu acuerdo con el Barsa?. Urrutia ha vuelto al "conmigo o contra mi", a sabiendas de que ni Kepa ni ningún exjugador del Athletic saldrán a contestarle. Aclamado por los que no aceptan otro "no" en su línea de flotación, compradores del cuento del sentimiento y el chantaje de la formación aunque luego les guste más un Raúl García que un Sabin Merino. Si paga su cláusula (renunciando a la prima de fichaje) se le agradecen sus servicios y punto. Sin malos modos, sin puteos con hacienda, sin discutir sentimientos. El tiempo y el caprichoso fútbol pondrán a cada cual en su lugar.

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA