Dos cachorros solventes

|

Whatsapp entradas


El Athletic y su afición presumen de una filosofía centenaria que, aunque en ocasiones se apura hasta límites ciertamente discutibles, siempre termina entroncando con la identificación con la cantera como base principal y sustento de su primer equipo. Alrededor de este elemento diferencial también orbita la eterna impaciencia cuando los resultados aprietan, hasta el punto de convertir en harto complicada la convivencia entre los cachorros que suben al primer equipo y la inercia de una plantilla profesionalizada frente a la exigencia de la competición al más alto nivel. Y es que, a pesar del orgullo de cantera, siempre es un riesgo apostar por futbolistas del Bilbao Athletic de una forma decidida y permanente. La sombra del oportunismo y el "miedo" a colgarse la medallita del entrenador que más jugadores hizo debutar para olvidarse pronto de ellos planean en el ambiente. A día de hoy el concepto de cantera sigue evolucionando, hasta el extremo de contabilizar en cualquier partido oficial cuántos de los jugadores titulares formados en Lezama son de origen bizkaino. En las pretemporadas nunca lo parece, pero en temporadas como la actual hacer debutar a cachorros desde Agosto y para darles minutos de calidad incluso como titulares se ha convertido en una osadía más que una supuesta obligación.


Ziganda ha apostado muy fuerte por los debutantes Unai Núñez e Iñigo Córdoba. En el caso del central con una sola temporada en el filial rojiblanco y en el del extremo zurdo tras dos campañas a las órdenes del Cuco para ir sumando partidos y minutos. Disputados veintiún partidos oficiales hasta la fecha, Núñez ha jugado los 13 de titular, y Córdoba ha disputado 15 (12 como titular). Números que demuestran la confianza plena de un Ziganda que se mantiene en su apuesta personal pese a la dureza de los malos resultados. La comparativa entre campañas -con Urrutia como presidente- da mucho más valor a los datos por separado. Por ejemplo, en las dos temporadas de Bielsa debutaron ocho cachorros. Seis de los cuales apenas gozaron, en el mejor de los casos, de tres partidos oficiales. Son los casos de Ruiz de Galarreta, Ramalho, Erik Morán, Vidal, Undabarrena o Álvaro Peña. Los debutantes con más partidos fueron Isma López con 16 (12 de titular) y Laporte con 17 (16 de titular). En el primer caso debutando en Agosto y en el segundo en Noviembre. Es más que probable que Núñez y Córdoba los superen pronto y con creces. 


¿Y con Valverde?. En sus dos primeras temporadas hizo debutar a ocho cachorros. Ya han quedado por debajo en la comparativa de partidos totales un total de seis: Guillermo (9), Albizua (4), Iago Herrerín (12), Saborit (5), Bustinza (4) y Aketxe (12). De los dos restantes Unai López participó en 24 partidos pero solo (12 de titular), y Williams jugó 25 (20 de titular). También absolutamente batibles por los dos cachorros de Ziganda. En las dos últimas campañas del txingurri debutaron otros seis. Se quedan muy por debajo Vesga y Villalibre con 8 partidos cada uno, y son los cuatro restantes los que encabezan las clasificaciones de cachorros de la era Urrutia con más partidos disputados y con más partidos como titular. En la primera categoría destaca Sabin Merino con 38, Yeray 35, Lekue 34 y Eraso 32. En la de partidos como titular lidera Yeray con 33 y muy por detrás Eraso 23, Lekue 22, Merino 21 y Williams 20. Es, sin duda, este último parámetro el que mejor muestra la confianza del entrenador. Así que, restando 12 partidos hasta terminar la primera vuelta (7 de Liga, 3 de Copa y 2 de la fase de grupos europea), muy mal se tendría que dar la cosa para que Núñez y Córdoba no se aproximen bastante a las 20 titularidades. El talento de los jugadores, su salud y la tenacidad en las apuestas desde el banquillo marcarán el recorrido de dos debutantes con madera y potencial para pulverizar muchos registros en un temporada complicada.


EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA