Un contrato histórico

|


Apenas han pasado dos temporadas de cuando el Athletic se apretaba el cinturón, ajustando su presupuesto y las fichas de sus jugadores mejor pagados tras las salidas de sus mejores activos. Dos años en los que el Athletic ha pasado de 64 a 100 millones de euros de presupuesto y de un gasto de apenas 40 millones a otro de casi 60 en la plantilla y el cuerpo técnico del primer equipo masculino. Sin duda, los ingresos de las últimas campañas han ayudado decisivamente: las cláusulas de Martínez y Herrera (76 millones), las cinco participaciones en competiciones europeas en las seis últimas temporadas (entorno a 50 millones), y los derechos televisivos (pasando de 39 a 73,5 millones la próxima campaña). Factores motivados por la bonanza económica de los gigantes europeos, la trayectoria deportiva del equipo, y la venta conjunta del fútbol en la Liga estatal. ¿Gestión económica?.


A este subidón en las arcas rojiblancas sumemos la burbuja permanente en la que vive el Manchester City con su jeque árabe al mando y sus locuras en la búsqueda constante de centrales de garantías: 40 por Mangala, 50 por Otamendi, y se habla de 60 por Stones. Y qué decir de la oferta del pasado verano por Godín abonando su cláusula de 40 kilos y mejorándole la ficha por encima de los seis millones. El uruguayo dijo que no y renovó por el club colchonero. Idéntico a lo sucedido con Laporte. El central rojiblanco acierta de pleno con su decisión. En el Athletic tiene casi todo lo que puede desear con tantos años por delante: un magnífico salario, la confianza del Mister, el reconocimiento de sus compañeros y el cariño de la grada. Laporte lo ha sabido hacer y bate un récord en la historia zurigorri. Será el mejor pagado. Zorionak ¿?.


Otra cosa será el análisis desde el punto de vista del club. ¿Vale Laporte cinco millones por temporada?, ¿acaso la cuestión económica ha podido ser tan decisiva como aparenta el escándaloso aumento de ficha?, ¿el proyecto de Urrutia ha quedado reducido a sacar la chequera para compensar su errática política de cláusulas?. Es una evidencia, la filosofía rojiblanca encarece nuestro producto, para fichar y para renovar. Mantener a tus mejores activos para seguir creciendo es una gran noticia, pero sabiendo que el Athletic del sentimiento ha entrado de lleno en el juego del fútbol global y despiadado. Laporte y su ficha "galáctica" son el pistoletazo de salida hacia un nuevo rumbo. Al jugador se le deberá exigir mucho más por salario y aptitudes, al equipo también para mantener en el campo este nuevo status económico a base de resultados, y al presidente y su junta para no perder el norte en épocas de bonanza. Por cierto, si un central cobra 5 kilos, ¿cuánto debería un delantero como Williams?. ¿Daremos a basto sin perder a nadie por el camino? Cuando vuelvan los poderosos con la "talegada" lo sabremos. Y ahora a fichar en verano, vaya con los nuevos ricos. "Músculo económico" lo llaman.


EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA