Historia de un césped

|


Agosto del 2013. Dos clubes vascos cambian el césped de sus estadios. Eibar y Athletic contratan los servicios de la misma empresa extremeña "Tapiz verde" para renovar sus terrenos de juego. Un césped "ideal" que necesita de dos años de cuidados para colocarlo y que apenas 24 horas después de su implantación ya aseguraban que podía albergar un partido. Febrero del 2015. El Eibar cambia urgentemente el césped extremeño después de la chocolatada en la visita del Atlético de Madrid a Ipurúa. Quinientos mil euros tirados a la basura y a cambiar de suministrador, los armeros se fueron a Portugal a buscar la suerte. Abril del 2016. Más de un año después el Athletic no puede más y parece tocar fondo. ¿Quién fue el "artista" que contrató a esta empresa, sustituyendo a la francesa?, ¿nadie en el Athletic puso sus barbas a remojar cuando vio hace más de un año cómo se pelaban las del vecino?. Como en Eibar no llueve, ni hay zonas de sombra ...


Pero hubo más. Febrero del 2014. No ha pasado ni un año de la plantación en San Mamés y el Athletic tiene que contratar máquinas de luz artificial para contrarrestar las zonas de sombra del nuevo campo. Dos módulos holandeses de 25 metros de ancho cada uno que baratos no debieron salir. Todo por dar calor y ayudar a su correcto crecimiento. En Noviembre del 2014 el Athletic incrementaba los carritos y la dosis con vistas a toda la temporada pasada. Y esta campaña se decide que el Bilbao Athletic dispute sus veintiún partidos de Liga en San Mamés. ¿Quién y bajo qué supervisión técnica tomó semejante decisión?. Y ahora el problema es de tal dimensión que las soluciones son escasas y de dudosa aplicación. Como tratar de hacerse oir en la Liga y la Federación para jugar en Barakaldo. Es evidente que tras el bochorno de gestión de la final copera de Barcelona no hemos tomado nota de nuestro verdadero peso federativo.


El club se indigna y Valverde se erige en portavoz improvisado, como Bielsa con las obras de Lezama, para que nadie diga que la comunicación del club no se trabaja ni se prodiga. El txingurri, animado por su último simulacro de entrevista precocinada y laudatoria, salió para calificar de lamentable la resolución de la Liga y la Federación y para afirmar sin rubor que el Athletic tiene el peor césped de primera y segunda división. Cabe preguntarse cómo habrá sentado este recadito a Cengotita, empresa dedicada desde hace años al cuidado del césped de San Mamés y Lezama. Tan evidentes son las razones esgrimidas por el club para el cambio como que desde Julio se sabía que jugando tres competiciones en un césped ya maltrecho e incluyendo al Bilbao Athletic en la ecuación ... el problema podía ser mayúsculo. San Mamés sigue dando problemas, en las gradas y en el terreno de juego, pero nadie asume su responsabilidad de lo que en este espacio calificamos como chapuza en su día. Y lo que nos queda, compañeros.


EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA