Raúl García, el profesional

|


El fichaje de Raúl García ha desatado una ola de opiniones y réplicas, una catarata de reacciones propias de los futbolistas mediáticos/controvertidos, de aquellos que nunca pasan desapercibidos. Siendo Raúl un futbolista "válido" sin objeciones según la filosofía rojiblanca, no haría falta la hemeroteca para refrescarles la memoria a los reconvencidos. Hubo tiempos en los que el navarro negaba al Athletic una y otra vez, provocando la reacción rencorosa y airada de unos cuantos indignados. Raúl García se ganó la animadversión propia de aquellos que, tentados por Ibaigane, no quisieron recalar en el Athletic. Era casi inevitable retroalimentarse en foros y tertulias de aquella bilis, con respuestas del tipo: "yo que el Athletic no volvería a sondear a quien nos ha rechazado tantas veces" o "con la cantera tenemos de sobra", entre las menos hirientes del repertorio. Pero la memoria es tan frágil -solo a veces- y el mercado rojiblanco tan reducido que fuerzan a la contradicción. Y es comprensible entre los aficionados, pero en el presidente del club, el que tan beligerante se ha mostrado en la exigencia del gen rojiblanco, como poco es paradójico.


Raúl García ha decidido aceptar la oferta del Athletic porque en el Atlético era suplente. Algo parecido a lo que le ocurría a Iraizoz con Kameni en el Espanyol, o a Aduriz con Soldado y Jonas en el Valencia, sentimientos aparte. El navarro ha contado con la complicidad de su anterior club, que no ha tenido en cuenta sus tres años de contrato y ha negociado con el Athletic su venta. Parece también que el cumplimiento colchonero con el fair play financiero ha tenido bastante que ver en esta operación, más allá de que la oferta bilbaina por un suplente fuera la más apetecible para Cerezo y cia a la hora de hacer caja sin desajustar el bloque base del Cholo. Lo cierto es que el discurso vehemente y pragmático de Raúl en Ibaigane ha dejado en evidencia la política del sentimiento abanderada por Urrutia. A tanto hemos llegado que la exigencia del RH del sentimiento no es igual para todos y nos conformamos con englobar a los que proceden de otras canteras en el inquietante grupo de "los profesionales". Como si fuese una virtud exclusiva del producto exterior.


Es probable que nos hayamos convertido en la réplica humana de la gata flora, contagiados de tanto discurso populista, por confundir el orgullo de supervivencia defendiendo una filosofía única con un exceso de limitaciones innecesarias. Reflexionemos por qué un canterano del Osasuna se va de otro club después de diez temporadas con un homenaje que muchos ex-leones hubieran querido para sí en el Athletic. En cualquier caso Valverde prefiere veteranos antes que canteranos inexpertos con sentimiento Athletic, ¿será este fichaje un punto de inflexión en Ibaigane o solo obedece a exigencias del Mister?. Ahora que la necesidad aprieta pasamos página, ofrecemos la mano izquierda que no siempre tuvimos, y reducimos sin escrúpulos nuestra verborrea del pasado a un puntual y dañino rumor. Eso sí, tanta comprensión no alcanza para todos. Solo si eres "estratégico" para Urrutia se te exigirá el cumplimiento íntegro de tu contrato y un absurdo plus de "sentimiento" si además te criaste en Lezama. Tranquilo Raúl, a ti no.


EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA