¿Dónde vas?, manzanas traigo

|

Whatsapp entradas

Viene siendo muy habitual escuchar en muchas ruedas de prensa de Garitano reflexiones del tipo: "y más si se tiene en cuenta las dificultades que tenemos, con bajas en los puestos de arriba y sin realizar fichajes, con un equipo honrado". Es ese matiz, el de la ausencia de fichajes y refuerzos el que ronda unas cuantas declaraciones del técnico rojiblanco. En cualquier otro club lo habríamos detectado rápidamente como un mensaje -libre de encriptaciones- al club, a la directiva y a la dirección deportiva de turno. Sorprende notablemente que nadie o casi nadie haya reparado en el constante reproche público de la falta de fichajes. Hay más. Lejos de quedarse ahí, Garitano ha dado un paso más al afirmar: "para estar arriba en la clasificación tienes que matar. Tenemos una carencia clara. Juega arriba Raúl, que no es delantero centro, y juega por necesidad. Esas carencias se notan en partidos como hoy". Ahondando en la falta de gol del equipo, dos mensajes. Uno a primeros de Octubre: "Preveíamos a principio de temporada que hacer gol nos iba a costar, un poquito por la plantilla... tenemos unas fortalezas y unas debilidades, y ofensivamente vamos a ser un equipo que nos cueste hacer gol". Otro, hace unos días, respondiendo a posibles salidas en invierno: "de los que están jugando no va a salir ninguno; encima que somos un equipo que no se refuerza, no vamos a dejar salir jugadores con los que cuento. Ganea necesita jugar pero el resto, se quedará. No estamos para regalar". En los últimos tiempos, por no remontarnos en exceso, cuesta recordar palabras tan contundentes y tan reincidentes de un entrenador del Athletic y en varias conferencias de prensa.


Tal vez por eso sorprenda encontrarse en vísperas del cierre de mercado invernal con que Larrazabal se va cedido al Zaragoza. Bueno cesión... también hemos leído que: "el club aragonés daba por hecho su fichaje y ahora intenta convencer al club vasco para que llegue cedido". Una información no sólo publicada en la prensa aragonesa sino también por los compañeros de Bizkaia. Al parecer, la historia se trunca a última hora. El ´Mundo deportivo de Bizkaia´ nos pone en la pista de lo sucedido: "Marcha atrás. El rojiblanco, con tres ofertas y permiso del club para salir, apunta a seguir en el Athletic". El ´Periódico de Aragón´ incide en la cuestión: "Gaizka Larrazabal tenía previsto viajar esta mañana de viernes a Zaragoza después de que su cesión estuviera completamente cerrada en la noche del jueves, una vez que el jugador vasco ya tenía el permiso de su club [...] el Athletic se resistía a dejarlo marchar en enero, porque Gaizka Garitano no quería que saliera ningún futbolista. De momento, la del técnico es la visión que ahora se impone". Tan clara parecía su salida que otros diarios, de aquí y de allá, la daban por hecha. ´El Correo´: "el club aragonés espera hoy mismo la llegada del extremo a la capital aragonesa". Cambio de tercio, segundo ejemplo. A finales de Diciembre, el presidente Elizegi afirma: "me gustaría ver a Núñez entrenando en verano con Garitano" al tiempo que Alkorta -su director deportivo- reconoce en una radio que Garitano renovará cuando él quiera. Pocos días después, el propio Garitano replica que "los contratos se acaban en junio para todos y eso queda lejos". El club declarando sin tapujos su confianza en una firma y el entrenador despejando balones fuera. ¿Qué necesidad había de contradecirse en público?.


Me pregunto qué tipo de comunicación facilita este desaguisado de intenciones en las que el club hace/dice una cosa mientras el entrenador pide otra. ¿Por qué el club -según los medios- accede a la salida de un futbolista cuando Garitano repite públicamente que no le saquen a nadie?, ¿por qué el presidente y su director deportivo le echan el guante de la renovación en la prensa y Garitano responde con una prórroga hasta final de temporada?. Pareciera como si no lo hubieran hablado antes en privado. Como si apenas se escuchasen. En cambio, parece que Núñez tendrá lo que quería, una renovación con el salario que le aseguraban en múltiples clubes top (según lo filtrado durante meses a la prensa). No hay como cambiar el sistema de juego para hacer feliz a varios representantes y saciar el auténtico sentimiento del futbolista. Vuelvo a Garitano. En su primera renovación, allá por Abril, no hubo que esperar a Junio para la firma, ¿por qué apurarlo tanto ahora?, ¿hay cuestiones deportivas por solventar?. El año pasado había que sacar al club del pozo y parecía comprensible evitar cualquier distracción. Pero escuchando últimamente al técnico, sus reproches y sus mensajes acerca de las opciones clasificatorias y de mejora de la plantilla, uno no sabe si su "prudencia" es producto del buenismo o de las dudas. ¿Qué ha pedido Garitano que no llega?, ¿un nueve?. Frente a tanta carencia goleadora y de mercado, cabe plantearse cuál podría ser el proyecto para la próxima campaña. Al que podrá ofrecer el club y el que pretendería liderar Garitano. ¿Son los mismos?. Una duda razonable y pertinente cuando su contrato expira en Junio. ¿Qué margen de mejora tiene esta plantilla sin fichajes y con el "refuerzo" de un filial sin excesivo protagonismo en el primer equipo?. Los desubicados siguen exigiendo Europa pero Garitano sigue avisando, "para estar arriba en la tabla tienes que matar y nosotros tenemos una carencia clara". ¿Se va pillando el mensaje o lo intentamos con dibujitos y subtítulos?.

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST