Álex Quezada-Arellano: un chileno desde Australia

|

Whatsapp entradas

La historia de Álex con el Athletic es muy especial porque abarca tres continentes. Empieza en Europa, porque sus orígenes son navarros. De aquella tierra le viene su pasión rojiblanca y por eso decidió siendo bien joven hacerse hincha de uno de los clubes vascos en una búsqueda muy peculiar de lecturas varias. Emigran a Santiago de Chile, donde nace Álex (nuestro protagonista). Tras cinco años en los EE.UU decide volver a emigrar con su esposa -también chilena- y su hija norteamericana. Hace diez años que llegó a Australia, le localizamos en Nueva Gales del sur, en el suburbio costero de Terrigal, a unos noventa kilómetros de la capital del país, Sidney. Todo este viaje intercontinental sin perder ni su "sangre navarra" ni su "amor por la filosofía del Athletic". Nos explica que "la tradición y la mística no son fáciles de comprar" y presume de que "en la Liga, más allá del Madrid y el Barça, existe un club de una larga tradición que también ha ganado títulos". Sin duda, una forma bien peculiar de viajar por el mundo con el Athletic, pese a las enormes distancias, que convierte en original esta historia de un chileno athleticzale orgulloso de sus orígenes.


Todo empezó a fraguarse allá por la década de los noventa, explica. " Cuando Iván Zamorano empezó a jugar en el Real Madrid, la televisión chilena comenzó a televisar partidos de la Liga española. Fue entonces cuando tuve la ocasión de ver partidos de otros equipos, entre ellos del Athletic". Su sentimiento rojiblanco le ha llevado por caminos muy dispares, desde el sufrimiento durante el "bienio negro" hasta la emoción con la final de la Supercopa contra el Barcelona: "me tomé el día libre para ver el partido, no fuí a trabajar en todo el día". Álex vive muy intensamente cada partido de su Athletic en Australia. Tanto que su mujer le repite "estás loco" cada vez que madruga para ver los partidos en directo a deshoras. "Los partidos del fin de semana me suelen coincidir a las cinco y seis de la mañana. A veces tengo suerte y me coincide un Sábado o un Domingo a las nueve de la noche". El resto de ocasiones, los graba de su televisión por cable para verlos en diferido cuando vuelve del trabajo. Siempre de rojiblanco. Siempre con su camiseta del Athletic. Puedo dar fe de que su colección de camisetas del Athletic nada tiene que envidiar a la de cualquier bizkaino. Siempre cantando y celebrando los goles del Athletic en el sofá de su casa. Sus vecinos deben estar de lo más despistados. Está "cerca de encontrar una bufanda del Athletic", en Australia es imposible aumentar su merchandising zurigorri y se busca la vida en webs inglesas porque "intentar adquirirla a través de la web del Athletic es casi imposible y me costaría un brazo y una pierna". "Tengo un chándal del año 1998 que compré por internet", añade.


No estaría mal que el Athletic le diese una vuelta al desabastecimiento en cuanto a material de animación de muchos aficionados rojiblancos por el mundo a los que comprar una camiseta o una bufanda con la que sentirse parte del club en cada partido les fuese un poco más sencillo. Tal vez a través de la marca que viste al primer equipo con alguna tienda oficial en otros continentes, o tal vez poniendo en marcha algún sistema alternativo que abaratase los enormes costes de comprar una bufanda desde la otra punta del mundo. Álex también está muy bien integrado en la cultura vasca. Lo mismo ha aprendido a hacer pintxos que algunas palabras en Euskera. Con el himno lo lleva un poco peor: "he tenido que escribir unas pocas veces la letra para entender todas las palabras". Al preguntarle por algún referente de la historia del Athletic que haya conocido como aficionado no lo duda, saltan los nombres de Muniain o Etxeberria, y por supuesto el de Marcelo Bielsa: "cambió la mentalidad de los futbolistas chilenos y creó en Bilbao momentos mágicos y especiales". En un futuro no muy lejano sueña con conocer Bilbao y San Mamés, ya puestos "en un derby contra la Real". Tiene el plan perfectamente pensado: "un día en las fiestas de San Fermín y otro en San Mamés". Va de santos y orígenes la cosa. Álex, fiel seguidor de nuestros programas y recurrente en las redes sociales a través de la Peña rojiblanca de California, espera volver a ver al Athletic en Champions League, "esta vez pasando de ronda", y para esta temporada "lo mejor, terminando en competición europea porque es donde nos corresponde estar". Eskerrik asko por tu historia Álex, un chileno del Athletic en tres continentes.

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST