Un Athletic diferente en Ucrania

|

Whatsapp entradas

En el año 2005, un grupo de niños del distrito Kievsky de la ciudad de Odessa decidió juntarse para jugar en el campeonato de fútbol de la propia localidad. Se trataba de un equipo de fútbol en el que sólo podrían jugar niños residentes en el distrito, pequeños futbolistas pertenecientes a la misma zona. Una vez conformados como club tenían que decidir cómo se iban a hacer llamar, con qué nombre se sentirían más cómodos y que representase aquel sentimiento incipiente generado de forma espontánea pero al mismo tiempo con conocimiento de causa común. Eligieron "Athletic Football Club", basándose en el club rojiblanco bilbaino porque, al igual que ellos en su distrito de Odessa, se diferencian del resto de clubes del mundo por su particular filosofía futbolística e identitaria. Así pasaron sus diez primeros años de vida como club hasta que, en 2015, un seguidor del Athletic, un hostelero que conocía al Athletic de Odessa se puso en contacto con ellos personándose en sus oficinas. Había abierto un restaurante en Kiev y andaba de negocios en la localidad. La casualidad quiso que este bilbaino llamado Fernando viese por la calle un coche aparcado, decorado con los colores rojiblancos del Odessa y quisiera saciar su curiosidad. 


El contacto prosperó. Este singular club local atravesó de golpe, de norte a sur, el amplio mapa europeo para plantarse en los medios bilbainos. Hace apenas un par de años, un ciudadano de Odessa se presentaba en el club. Estaba casado con una vasca. Les regaló una bandera del Athletic Club. Aquel regalo preside la oficina de nuestro interlocutor, Vladimir Balyk, director de la escuela de fútbol del Athletic Club Odessa. El vínculo entre ucranianos y bilbainos se iba estrechando pese a la enorme distancia. Siguen las evoluciones del conjunto rojiblanco a través de internet y las redes sociales. Esperan con ilusión el momento de poder conocer Bilbao y San Mamés para poder empaparse de primera mano de aquella idea con la que decidieron constituirse como club hace casi quince años. "Nunca viajamos a Bilbao. Me encantaría conocer el club, charlar con sus dirigentes, conocer desde la experiencia, regalarles a los chicos ese viaje". Me cuenta Vladimir que algún día lo harán. Ojalá el Athletic facilite el camino, tal y como lo viene haciendo con otros clubes singulares que abrazan y comparten la misma filosofía y el mismo espíritu competitivo. Los chicos y chicas de Odessa conviven a diario con valores como la amistad, el compañerismo, el amor, el honor y la mejora. "Educamos a nuestros niños en el espíritu del patriotismo, el amor y la amistad". Su idea principal se basa en dos conceptos: propuesta y camino.


"Desde el mar Negro hasta los altos Cárpatos, aprenden atletas amistosamente, lucharemos en el campo sin miedo, y llevaremos adelante y con orgullo nuestra bandera". Así comienza, éstas son las primeras frases del himno del Athletic de Odessa. En cuyo escudo, con la misma forma y las mismas franjas rojiblancas del original del Athletic Club, luce un faro (el de Vorontsov, orgullo y motivo principal de la ciudad) sobre cielo azul, que ilumina hacia la derecha del escudo, acompañado de dos anclas a los lados. Niños y adolescentes, desde los cinco hasta los diecisiete años, compiten cada semana con los mismos colores y la misma ilusión de quienes lo pueden hacer en Lezama a más de tres mil kilómetros. El pantalón negro como símbolo del Mar Negro. En la camiseta, el blanco es el color divino. Un símbolo de luz, pureza y verdad. El color de la alegría y la celebración. El rojo simboliza el amor apasionado, el poder, el fuego y la lucha. Su mascota es el león, simbolo de fuerza y nobleza que conecta a la prefección con el lema del club: "Fuerza y Honor". Un club creado para "crear condiciones favorables para la recuperación moral y física de los niños a través del fútbol". Siempre con niños de su propia escuela, sólo ellos juegan en el primer equipo. Hace pocos días comunicaron en rueda de prensa su salto al fútbol profesional, explicando en su página web que "nada es imposible". ¿Se imaginan un amistoso entre vascos y ucarnianos para celebrarlo?. A que no hay...

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA