Jon Vergniory: "La filosofía del Athletic también gusta en Tailandia"

|

Whatsapp entradas

De vacaciones aprovechando la celebración del nuevo año del país en el que reside hace cuatro años, mientras viaja en barco de Phuket a las islas Phi Phi, nuestro athleticzale de esta semana nos cuenta su particular historia en rojiblanco. Jon Vergniory es un bilbaino, más concretamente del barrio de San Ignacio, que lleva once años viviendo lejos del botxo. Tiempo suficiente como para que sus hijas hayan nacido en Londres, su primera ciudad de residencia en el extranjero durante siete años. "La vida en la capital británica se vuelve casi imposible cuando decides tener hijos", así que Jon y su familia decidieron mudarse al continente asiático. Este rojiblanco de cuna vive en Bangkok, Tailandia. ¡Vaya cambio!. "El primer año duro se nos hizo duro no bajar de los treinta grados, ni siquiera por la noche, con más de un ochenta por ciento de humedad". Me cuenta que el fútbol es un deporte de masas en países emergentes de Asia como Tailandia. "Muchos conocen al Athletic y les gusta su idiosincrasia porque hasta hace poco tiempo había pocos extranjeros en clubes europeos". Lamenta que "la proliferación de campus elitistas conviertan el fútbol de las calles en un negocio a la europea" y subraya la enorme ventaja de la Premier League en cuanto a seguimiento y afición con respecto a la Liga. "El Athletic debería hacer gira de una semana por aquí al final de temporada, seguro que aumentaba ventas".


Jon no se pierde un solo partido de los leones, "es raro que me pierda alguno", añade. Ver algún partido de la Liga en un bar thailandés es casi un milagro: "solo he visto uno del Athletic y porque coincidía con un hueco en los horarios de la Premier", por lo demás siempre los ve en casa. Con seis horas más que en Euskadi, el conflicto de los horarios se suaviza cuando los de Garitano juegan a media tarde. A partir de ahí toca ponerse el despertador para levantarse de madrugada. Es cosa del sentimiento rojiblanco, que "te hace sacar más pecho con aquello con lo que te identificas". Jon no está sólo del todo en Bangkok, familia aparte. Además de los turistas, "te los encuentras en los sitios más recónditos con sus camisetas del Athletic", nuestro protagonista ya sabe de algún otro en el país. Lo de quedar es mucho más complicado, por las dimensiones de la capital tailandesa, "por lo menos dos veces Londres en extensión", explica. Un día, estando en Pai (al noroeste de Tailandia), recorriendo una carretera de unos 180 kms, "me encontré con unos athleticzales con sus camisetas rojiblancas". "Todo muy emotivo", recuerda. Internet y las redes sociales son la mejor herramienta para seguir la actualidad del Athletic desde tan lejos: "Twitter Athletic está en la onda". La foto de la portada, en el Chinatown de Bangkok, ilustra el día a día de Jon, siempre con el Athletic.


Tambien hablamos de su historia personal con el club rojiblanco. "Tengo grabada a fuego la gabarra. Nos dieron fiesta en el cole y nos fuimos a verlo a la curva de Elorrieta y después al Arenal". Y añade otro más: "el gol de Dani al Madrid es otro de esos recuerdos imborrables". Jon es socio. Desde que su aita le llevase a San Mamés allá por el año 1984 con el abono de niños hasta el 2007 cuando se mudó a Londres, "se pueden contar con los dedos de la mano los partidos que me he perdido". Ahora es su primo el que disfruta del carnet. Pese a todo, Jon ha visitado el nuevo campo: "es fabuloso aunque echo de menos la magia de la vieja Catedral". La última vez fue en la primera jornada con Ziganda en el banquillo; aunque guarda con especial cariño en su memoria las reuniones con su cuadrilla en las últimas finales, la remontada al Osasuna "con Julen Guerrero en plan Rey león", y la final de Valencia porque "después de tantos años sin catarlas, Toquero nos hizo vivir una media hora maravillosa". Un deseo y una petición para poner el punto y seguido. Su sueño: "ganar la Copa y por qué no una Europa League. Ver la gabarra otra vez sería la ostia". Su mensaje al club: "cuidar más al socio y empezar a tramitar más cosas por internet, además de las consultas. Ah!, y arreglar la chapuza de la web". K̄hxbkhuṇ māk, Jon. Te esperamos por Bilbao para la próxima gabarra. Ojalá que muy pronto.

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA