Familia rojiblanca en Shanghai

|

Whatsapp entradas


Si te dijera que esta semana te vamos a contar la historia de un athleticzale llamado Antxon, probablemente pensarías que apenas salí de casa para encontrar su testimonio. Antxones del Athletic habrá muchos, pero en Shanghai sospecho que no demasiados. Antxon San Miguel lleva viviendo en China desde Febrero de 2008, emigró porque "quería tener nuevos retos" en su vida. El cambio brusco de vida, de costumbres, ha afectado a su sentimiento rojiblanco. Confiesa que cuanto más lejos vives de casa "más grande y mayor se hace". Antxon, que quiso siempre ser socio y nunca lo consiguió, vive intensamente la actualidad de su Athletic. Y no solamente porque todos los veranos vuelva a Euskadi para ver en San Mamés "si toca, si hay suerte" el partido europeo de turno o de Supercopa. De hecho, presume orgulloso de que toda su familia "vio ganar al Athletic la Supercopa en San Mamés". Una familia singular y muy del Athletic en un país que avanza hacia la "occidentalización" pero que sigue manteniendo su esencia. Singulares y en permanente proceso de adaptación frente a los cambios. Un leit-motiv que sigue caracterizando a quienes saben adaptarse sin perder su identidad.


En su casa no faltan el póster enmarcado de la plantilla rojiblanca, una bufanda que recuerda: "Athletic Club beti zurekin" y la bandera decorando las paredes. Antxon y su familia pasean por Shanghai con las camisetas del Athletic porque, tal y como nos cuenta: "todos sabemos que el Athletic es un religión, del Athletic se nace". Su mujer y sus hijas son un buen ejemplo de que la afición zurigorri no entiende de distancias, ni de lugares de nacimiento. Que el futuro del club estará en las mejores manos si el sentimiento se sigue heredando de padres a hijos. Tanto que cuando Antxon y familia se sientan a ver el partido en casa todos cantan el himno. Bueno, aunque "algunos se lo saben mejor que otros", confiesa Antxon entre risas. Qué lástima no estar presente para verlo. Piel de gallina garantizada. Hasta las tartas de cumpleaños llevan siempre el escudo del Athletic debajo de las velas. Antxon aprovecha las redes sociales para estar en permanente contacto con otros athleticzales del mundo, incluso por email con "la hora del Athletic" hace un tiempo. "Es mi herramienta para hablar del Athletic", explica. En este mundo globalizado la pasión por los mismos colores se extiende de continente a continente, por eso queremos subirnos a este viaje y conoceros. Tambien me cuenta que estaría "encantado de montar una peña del Athletic en Shanghai", aunque los motivos laborales le resten mucho tiempo para ese tipo de labores. 


Antxon suele ver los partidos que puede, por internet o por televisión por cable. El matiz "cuando puedo" es muy relevante porque nos aclara que "no se ve la Liga en China". Que el fútbol no es un deporte para nada popular, más bien de ricos y para los ricos de las grandes ciudades. Si en Bilbao hay quejas con los horarios, el panorama en el continente asiático es aún peor. El "plan de Tebas" se puede resumir con que "los horarios son muy muy malos" también en Shanghai. Con siete horas de diferencia "sólo los del mediodía se pueden ver en familia, en casa y con unas cervezas". En el resto de casos, la mayoría, o los escucha por la radio, o por el Ipad, o se levanta a las cuatro de la mañana de un Sábado para ver el Girona-Athletic. Además, China también tiene bloqueadas muchas páginas de internet y las que están aprobadas pasan unos filtros muy grandes. Internet va muy lento y solamente algunas plataformas de audio están operativas. Tal vez por todo esto la historia de Antxon no sea como la de cualquier otro. Porque, paradójicamente, su sentimiento y su enganche con el Athletic no ha mermado pese a los muchos inconvenientes sino todo lo contrario. Le pregunto cuál sería el sueño que le quedaría por cumplir con el Athletic. Lo tiene muy claro: "ganar la Copa". ¿Se imaginan a Antxon y familia celebrándolo en San Mamés?. Seguro que ellos, en Shanghai, lo han soñado miles de veces. Ojalá se haga pronto realidad.

HIstorias en Rojiblanco

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA