Los ases de Garitano

|

Whatsapp entradas


El Athletic vuelve a demostrar que la naturalidad es una virtud, que no hacen falta ruedas de prensa apróximadamente mensuales para no decir nada escurriendo el bulto. El aparente fin del presidencialismo de doble legislatura permite un reparto de funciones mas proporcional y razonable. Ahora es Rafa Alkorta, nuevo director deportivo, el encargado de responder a las cuestiones estrictamente deportivas. Hace unos días, en los micrófonos de Radio Marca Bilbao, expresaba la intención del club con Garitano: " lo primero que me gustaría sería renovar a Garitano lo antes posible. Sentarme con ellos y decirles que os vamos a renovar ". Con el aval de los resultados, de todos los integrantes de la plantilla que han salido a opinar del cambio de rumbo experimentado, y la recuperación de las sensaciones perdidas con Ziganda y Berizzo en el banquillo, la continuidad de Garitano a día de hoy parece incuestionable. Por el momento todo queda en un primer mensaje público de confianza y respaldo sin fisuras en puertas de un partido especial. Partiendo de ahí, cabe preguntarse cuándo sentarse para prolongar un contrato que expira en Junio. Alkorta tiene una hoja de ruta clara para el banquillo: "lo importante es salir de la situación en la que estamos {...} sólo hay que pensar en el equipo, lo demás todo llegará ". Garitano ya tiene "todos los ases" en su mano.


Garitano es el fiel ejemplo del entrenador que se adapta a lo que tiene, tratando de obtener la mejor versión de aquellos en quienes más confía para sacar la temprada adelante. En el eterno debate entre priorizar la filosofía del entrenador o adaptarte a tu plantilla, Garitano ha cambiado el libreto terminando radicalmente con las tercas y erradas exigencias del fracasado Berizzo. Con ello, también entierra indefinidamente aquella supuesta versión "Bielsa 2.0" apadrinada por los Urrutia y Amorrortu con la que por poco se baja a Segunda, primero con Bielsa y ahora con Berizzo. El Athletic vuelve a virar. Se acabó aquel fútbol sin control y propenso a ser goleado. Pese a los intentos de propios y allegados de hacernos creer que Bielsa, Valverde, Ziganda y Berizzo eran caras de una misma moneda, el ilógico viaje futbolístico propuesto -en algún caso, con las reticencias y zancadillas de alguno por el camino- concluye y desemboca en un paquete básico en el que primero se defiende con criterio y luego se ataca. Bajo la tiranía de los resultados y el supuesto cumplimiento de los objetivos, el despido de Berizzo ha sido clave, decisivo, más allá de abrazos y declaraciones zalameras de quienes casi siempre van a muerte con su entrenador. Ahora el objetivo pasa por cerrar la temporada, cubriendo de puntos y victorias el penoso camino diseñado por los anteriores gestores deportivos. 


En su día escribí que Garitano no era entrenador para el Bilbao Athletic porque la Segunda B no era la categoría donde resarcirse de fracasos y ceses en el fútbol profesional, y porque la filosofía de aquel Bilbao Athletic no era adecuada para su progresión en los banquillos. La censura y nula autocrítica de algunos entes ocultos bien caro me lo hicieron pagar. Casi dos años después, no sólo me mantengo en mi idea sino que la hago extensible a quien está convirtiendo al filial rojiblanco en el peor visitante de su categoría, por inexperto e incapaz. Garitano, como profesional ganador y ambicioso, era incompatible con aquella absurda teoría de que la formación está reñida con la obtención de resultados. Aquellas declaraciones del técnico, a raíz de la masiva convocatoria internacional de cachorros del filial (diseñada por Amorrortu) en la previa de la visita a Oviedo, respaldaron mi teoría. La ocurrencia de apostar por un cuerpo técnico profesional, de ADN ganador, sólo para la formación no fue más que otro populista brindis al sol. No siempre sale bien eso de bajar a las catacumbas del fútbol bronce como supuesto "plan B" sine die de un eventual fracaso del primer equipo, y si no que se lo pregunten a Ziganda. En Lezama formadores con experiencia contrastada y licencia para ganar. En el primer equipo un proyecto con Garitano al frente, consensuado con Alkorta, y mentalizado para abordar una nueva transición. Sin bandazos.

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA