Al borde del abismo

|

Whatsapp entradas


Hablando de paciencia con los entrenadores del Athletic. Ahora que Berizzo busca alternativas a su irreductible propuesta con la que acabó hipergoleado en Vigo (44, 59 y 69 respectivamente) y cesado en Sevilla, con una plantilla mejorada y coqueteando seriamente con el descenso; por qué no comparar su situación actual con las tres peores de la "era Urrutia" a partir de la décima jornada: la temporada 2012-13 con Bielsa, la 2014-15 con Valverde y la pasada con Ziganda. El punto de partida coincide entre Berizzo y Bielsa, ambos sacan dos puntos al descenso, mientras que Valverde y Ziganda subían la cifra a cinco. Durante la primera vuelta, fue Ziganda el que estuvo menos partidos consecutivos sin puntuar (tan solo en la jornada 11ª). En cambio, Bielsa acumuló hasta 3 encuentros y Valverde cuatro, en ambos casos coincidiendo con el final de la primera vuelta, justo cuando con Ziganda empezaba a dejar muy atrás el descenso. En el ecuador de la Liga, el colchón de Bielsa con el descenso era de 4 puntos, el de Valverde de 3, y el de Ziganda subió hasta los 9 puntos (máxima diferencia de la primera vuelta y mejor registro comparado) inmerso además en una racha de diez partidos consecutivos sin perder (desde la jornada 12ª hasta la 21ª).


Mientras la petición de dimisión con Ziganda, tras su eliminación copera a finales de Noviembre, parecía unánime (salvo contadas excepciones), otros vientos soplaban -más que de cola- en los peores momentos del bielsismo y el valverdismo. Al Athletic de Bielsa le costó mucho levantar cabeza. La goleada por 5-1 en el Camp Nou (jornada 14ª) le situó en el mismo abismo que la derrota contra la Real en San Mamés once jornadas después. En puertas de Marzo y solo a 3 puntos del infierno. Al término de aquel varapalo, se supo de una reunión en el palco de la Catedral para discutir la continuidad del loco. No se atrevieron. Apenas dos años después, al txingurri le podían tanto los temores de haber terminado la primera vuelta con 19 raquíticos puntos, a una derrota del descenso, que se llegaron a publicar sus dudas para renovar por una tercera campaña. En Ibaigane sonó Javi Gracia. Y mucho. La reincorporación de Amorrortu a sus funciones, tras su larvado destierro fotocopiador, hizo posible el acuerdo para que Ernesto continuase, para desgracia de unos cuantos en Lezama. Hubo que esperar casi hasta Marzo para que el "segundo proyecto Valverde" despegase (con 7 puntos sobre el descenso), ganándole al Rayo por la mínima en San Mamés con un gol agónico de Aduriz en el 86´. Unos crían la fama y otros cardan la lana. Cosas de las campañas de amiguetes y admiradores.


Los despegues fueron tan distintos. Mientras que con Ziganda se puso tierra de por medio al inicio de la segunda vuelta con 10 puntos sobre el descenso, a Valverde le costó hasta Marzo y a Bielsa hasta la antepenúltima jornada, ganando en la Romareda con goles de dos suplentes: Llorente e Ibai (en el descuento). Y ahora con Berizzo, ¿qué?. Cuatro factores, que condenaron a Ziganda, benefician al argentino: no disputar competición europea (previas incluidas), las cinco incorporaciones (Ziganda no tuvo ni una), una plantilla mucho más amplia donde las bajas se notan mucho menos, y el favor desde el minuto uno de la dirección deportiva, el vestuario y la opinión pública. Berizzo traiciona su única credencial en Octubre y es "inteligente", a Bielsa le avalaban el pasado y su selectivo "buen rollo", Valverde contaba con el favor inquebrantable de su prensa. En cambio, Ziganda era un incapaz, inútil, al que el Athletic le vino grande antes de empezar. Ahí están los números y las sensaciones. Berizzo coquetea con el descenso (abismo al que asomaron Bielsa y Valverde en varias ocasiones) mientras que con Ziganda nunca ocurrió pese a su infame leyenda. A uno le perjudicaron sus guerras personales, a otro le mantuvo una amistad personal, y al tercero le sentenciaron su entorno laboral y una eliminatoria de Copa. ¿Cuánta paciencia le quedará al "entorno" con Berizzo si vuelve del Wanda todavía al borde del abismo?.  

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA