Los bandos de Berizzo

|

Whatsapp entradas


Previa del partido del Athletic en el Camp Nou. Rueda de prensa de Berizzo en Lezama. Preguntado por las rotaciones el técnico argentino responde: "¿por qué quieres que me critiquen?. ¿Por hacer rotaciones o por jugar con el mismo once siempre?. Cualquiera que elija yo, tú te pondrás en el bando contrario. Todo entrenador se expone a la crítica porque la crítica siempre se ubica en el lado opuesto. Es preferible, conveniente, comentar el partido cuando terminó. Desarrollar una certeza es mucho más sencillo que escoger una inquietud. Ustedes siempre encuentran luego la crítica y la hacen a partir de mis decisiones. ¡Qué vas a hacer!". Ha pasado poco más de un mes de competición doméstica y Berizzo ya empieza a asomar la patita frente a los periodistas. Empieza a hablar de bandos, de críticas. Berizzo generaliza delante de un gremio que no parece destacarse por ahora por ser especialmente beligerante con una propuesta que apenas surte de empates y flojísimas segundas partes el casillero de puntos rojiblanco. Más bien al revés. Su propuesta parece gustar, por momentos encandilar al "otro bando". Hay que ver lo rápido que calan según qué mensajes internos.


El problema principal de Berizzo, más allá de una serie de resultados más bien escasos y una planificación de los partidos basada en quemar los cartuchos ofensivos hasta el descanso para tratar de sobrevivir replegado en la reanudación, radica en sus propias contradicciones. En el asunto de las rotaciones, dos días antes de afrontar la doble cita frente a Betis y Villarreal en apenas tres días, aseguró en la sala de prensa de San Mamés: "a priori ninguna planificación para rotar o cuidar a modo groso. Sí tener cuidado con algún futbolista que se resienta. Somos capaces de recuperarnos tres días después para jugar un partido a tope. No habrá una rotación masiva". Pues bien, todavía no sabemos cómo de grosa la califica, pero todo apunta a que cambiar a cuatro futbolistas del once titular sí que se parece a una rotación. Exceptuando la de Susaeta por expulsión, tampoco sabemos a día de hoy a qué vinieron las otras tres dando entrada a Núñez, Iturraspe y Capa. Más a más cuando el propio Berizzo aseguraba que ni estaba planificado ni había problema físico alguno para recuperar en tres días. Se afianza la sensación de que el toto predica una cosa y luego ejecuta la contraria, y no me refiero en el desarrollo de los partidos sino al contraste entre su teórica y la puesta en escena. Ambos elementos son previos al pitido inicial, no posteriores, no ventajistas, sin bandos.


Berizzo vacila al responder a cuestiones sobre el tono físico de sus jugadores. En la misma rueda de prensa postpartido frente al Madrid, en la que adelantaba que no haría rotaciones porque podía recuperarlos a todos en pocos días para enfrentarse a Betis y Villarreal, Berizzo justificaba el bajón de su equipo en otra segunda parte reconociendo que: "tiene que ver un tanto por el desgaste ocasionado de insistir en la presión y que te va erosionando la capacidad física. La entrada de gente fresca lo solucionó, así que tendrá que ver con la erosión del desgaste físico". Tiene razón el técnico, qué malvada la crítica que retrata sus contradicciones. Cuánta osadía y premeditación en comparar sus declaraciones de antes de los partidos y no las de después. Usted asegura que no rotará porque no hay problema físico el mismo día en que reconoce que el físico recula a sus jugadores durante media hora larga. Usted afirma y se contradice antes de empezar. Dicho lo cual, y si al presidente Urrutia le parece bien, podríamos intercambiar los papeles cualquier día de estos (salarios incluidos). Un partido lo prepara usted y el siguiente un periodista, un partido lo prepara usted y el siguiente un socio. Notará usted que también discrepará del planteamiento ajeno. La única diferencia es que el periodista escribe o verbaliza sus críticas porque forman parte de su trabajo, y el entrenador solamente cuando un medio de comunicación del otro bando le pague por hacerlo. ¿A qué Berizzo hay que creerse?. Así que "el bando contrario". Menos mal que por ahora salimos a partidazo tras otro, que si no ...

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA