Cosas de Lezama

|

Whatsapp entradas


Decía Berizzo, el día de su presentación como técnico rojiblanco, que a lo largo de su andadura como máximo responsable del primer equipo contará con cachorros del Bilbao Athletic, que le gusta "echar mano" de ellos cuando "sea justo y merecido". Ante la incoherencia manifiesta en la comparativa con sus cuatro temporadas y media entre Vigo y Sevilla, donde la cantera brillaba por su ausencia en sus convocatorias domésticas e internacionales, preguntábamos a nuestros oyentes y contertulios -allá por el mes de Junio- si esperaban que el argentino apostase en Bilbao por la cantera. Sus respuestas iban en la misma línea, confiando en que su aterrizaje en Lezama le convenciese de la necesidad filosófica de dicha apuesta. Pues bien, no hemos terminado Septiembre y, de aquellos seis cachorros de la pretemporada, solo quedaba Guruzeta en la convocatoria para Sevilla como único superviviente (con la excepción de Unai Simón, cuya reaparición respondió a temas extradeportivos con Remiro). Eso sí, sobrevive Guruzeta, pero habiendo disputado la friolera de siete minutos en partidos oficiales porque volvió a quedarse en la grada con el chándal puesto. Cabría preguntarse si este es el mejor plan de progresión y aprendizaje para un cachorro de veintidos años. ¿Es ésta la planificación más justa y merecida?, y sobre todo, ¿quién la decide?, ¿quién toma este tipo de decisiones y con qué criterios?.


Resulta que, el pasado Sábado, Nolaskoain volvía al Bilbao Athletic. El centrocampista reconvertido por Berizzo a central había jugado de titular los partidos frente al Leganés y Huesca, incluso había marcado un gol. Pero la vuelta de Iñigo Martínez y la visita del Madrid le recompensaron con el banquillo, y una semana después a Lezama con el filial. El caso se complica, por así decirlo, cuando Garitano -técnico del Bilbao Athletic- reconoce en sala de prensa que Nolaskoain jugó de titular frente al Gernika "medio enfermo" porque había tenido episodios de "vómitos" y que por lo tanto "no se encontraba muy bien". ¿Quién decide que un futbolista enfermo juegue de titular?. La explicación de Garitano fue que Nolaskoain "se había animado a jugar". En otras palabras, Berizzo convoca para el filial y Nolaskoain -enfermo- decide. ¿No era Amorrortu el director deportivo y responsable de las categorías inferiores?. Así que, para cerrar el círculo de despropósitos en la planificación y posterior toma de decisiones, Garitano responde "no sé, no sé" a la lógica pregunta de quién tomará la decisión de que Nolaskoain siga o no a sus órdenes. "Depende del entrenador del primer equipo", respondió despejando el marrón. Semejante galimatías no es nuevo en Lezama. Seguro recuerdan la convocatoria de Lekue -habitual por entonces en el primer equipo- con el filial de Ziganda, cuando al cuco le "obligaron" en veinticuatro horas a decir una cosa y la contraria. De entonces a ahora solo coincide un actor en el reparto.


La "semana Nolaskoain" venía movidita cuando el diario AS publicaba que la Real había venido con la cláusula del guipuzcoano y que el Athletic se ponía manos a la obra para renovarle anticipadamente un contrato automático, ejecutable a los diez partidos en primera división. ¿Es correcto renovar y subir la cláusula con dos partidos en la élite?, ¿Para esto sí es suficiente bagaje?. Volviendo al filial. Resulta que la convocatoria y titularidad de Nolaskoain forzaba a la suplencia al que estaba ejerciendo de titular en el centro del campo, Baqué. Su reacción también la filtraba Garitano a los medios: "normal que se enfade. Si buscara un novio de mi hija sería Baqué. Es un chaval fenomenal con una progresión terrible". Mosquearse se quedaría corto. Porque ni es "justo" ni "merecido" (en palabras de Berizzo), y porque te quita el puesto de centrocampista un central del primer equipo. El despelote con Nolaskoain es para nota y todavía estamos en Septiembre. Por cierto, hablando de cachorros sin experiencia ni minutos, ¿qué harán con Oleaga cuando vuelva Herrerín?, ¿ponerle de titular en el Bilbao Athletic "por las buenas" relegando al titular Etxebarria al banquillo?. Eso ¿quién lo decide?, ¿Berizzo también?. Tal vez Garitano tampoco lo sepa. Y la última. Ya son numerosas las voces que le piden a Berizzo una "oportunidad" para Iñigo Vicente en el primer equipo. El debate popular se centra en su capacidad defensiva. ¡Qué tiempos aquellos!, cuando un cachorro salía cedido para coger experiencia. Igual alguien, después de las "experiencias" con Kepa y Remiro, por no hablar de las de muchos que subieron a Segunda con Ziganda y salieron a pegarse el trompazo, ha decidido saltarse otro sereno paso en la formación de casi todos. Cosas de Lezama.

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA