Genuinos y rojiblancos

|

Whatsapp entradas


Como con otras tantas historias, empezando por el final del libro recientemente presentado en Bilbao: nuestro Athletic, 8 veces campeón de Liga -con prólogo del gran Dani Ruiz Bazán- encontramos un broche pintiparado para nuestra historia de hoy: "yo viviré eternamente porque nada podrá hacer que desaparezca el sentimiento Athletic". Hay un rincón, muy rojiblanco, en el que los resultados no importan y solo prevalece el compañerismo, la deportividad y el corazón de las personas. Hay un universo paralelo en el que hombres y mujeres, jóvenes athleticzales de cuna, disfrutan con el fútbol y se enorgullecen como pocos de vestir la zurigorri portando la bandera del Athletic más allá de nuestras fronteras futbolísticas mientras suena el "Athletic gorri ta zuria". Hay una plantilla del Athletic que brilla con la luz de la ingenuidad y la ilusión, y de la que poco se escribe. Son un grupo heterogéneo y familiar de veinticinco hombres y mujeres que cada semana se reúnen en Lezama para entrenar, que viajan con el autobús del Athletic, que se concentran como profesionales de élite y que viven su sueño de ser Athletic, dentro y fuera del terreno de juego. Hay una Liga en la que el Athletic gana por goleada al margen de sus goles. Es la Liga Genuine, son nuestros leones y leonas. Tal y como dijo un futbolista del primer equipo masculino de talla internacional, tras un entreno, ellos también son Athletic.


Un día, dos jóvenes de Tarragona se presentaron en el despacho de Tebas -presidente de la LFP- para pedirle que implantase una Liga de fútbol para personas discapacitadas. Su demanda fue atendida. A día de hoy, dieciocho equipos juegan, se divierten y amplian su círculo de amistades en cada convocatoria, en cada viaje. Y el Athletic también está muy presente, aunque el club no haga toda la publicidad que su cobertura y nuestros genuinos merecen. No hay limitaciones ni grandes exigencias para vestir la rojiblanca, solo representar con orgullo y educación más de cien años de historia. Pan comido para quienes algo similar podía parecerles un sueño remoto e inalcanzable y desde hace unos meses el Athletic forma parte activa de su día a día. Son una piña, se respetan y se lo pasan en grande. Hasta el punto de viajar cincuenta padres a Tarragona, acompañando a la expedición con sus familias incluso aquellos leones no convocados dentro del reparto equitativo de minutos y viajes. No importa ganar o perder, viven la experiencia con el glamour y las comodidades de los profesionales pero sin perder nunca de vista el objetivo principal: divertirse y sentirse parte de algo muy especial que ellos engrandecen con su sentimiento y nobleza. Son los árbitros, el equipo rival y la organización quienes puntúan. Y nuestro Athletic arrasa, felicitado por muchos y reconocido, como líder del fair-play y como el club que más mujeres tiene en su plantilla. Ellos también son Athletic. Desde el chico de dieciocho hasta el veterano de cincuenta tacos. 


Nuestros genuinos nos invitan a soñar despiertos. En algún que otro foro ya se ha planteado la opción de que se les invite a hacer el saque de honor en algún partido del primer equipo en San Mamés y sería una idea magnífica. Pero, siendo de Bilbao y pensando a lo grande, ¿no sería un reconocimiento mucho mayor y un nuevo ejemplo de auténtico "estilo Athletic" abrir San Mamés para que la afición les apoye, les anime y abarrote las gradas como ya se hiciera con nuestras neskas en la vieja Catedral?. Volver a ser pioneros aplaudiendo y coreando los nombres y el compromiso de nuestros genuinos, seguro que San Mamés se quedaba pequeño. Por ejemplo al final de la temporada. Da igual el rival, no se trata de competir. Solo de arropar, presumir y recuperar esa magia y ese orgullo de pertenencia. Ellos son Athletic y "one club people". Los futbolistas, sus familias, el cuerpo técnico, las asociaciones a las que pertenecen, y todos aquellos que hacen posible su sueño. Hay quien ha llegado a confesar haberse emocionado mucho más con ellos que en Old Trafford, y no es de extrañar. Su próximo viaje será a tierras viguesas, a finales de Mayo, para disputar tres partidos en tres días. En estos tiempos difíciles, en los que la desunión y la frustración parecen apoderarse del ambiente rojiblanco, merece la pena volver la vista un instante para aplaudir con piel de gallina y admirar las grandes iniciativas para seres humanos genuinos, para quienes siempre anteponen un abrazo y una sonrisa al resultado. Genuinos y rojiblancos. Por supuesto que sí, vosotros también sois Athletic.

EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA