Amorrortu, ¡quelle surprise!

|

Whatsapp entradas


Si por algo ha venido destacando la política de comunicación de Urrutia y su Athletic del "café para todos" es por la coherencia a la hora de poner en práctica su propuesta. Lo cierto es que, ironías y paradojas aparte, desde que hace más de siete años se presentase a las elecciones, con el consiguiente viaje propagandístico por los agotadores e ilimitados medios de comunicación que cubren y venden la marca Athletic a lectores, oyentes y televidentes, desde entonces ha pasado mucho tiempo sin que el presidente rojiblanco hable más allá de sus famosas ruedas de prensa para decir que ya dirá algo cuando estime oportuno. El dichoso "café para todos" consiste realmente en aparecer ante los medios locales exclusivamente bajo el paraguas del club -incluso en la web, de Pascuas a Ramos, con un turno de preguntas precocinadas-, y en cualquier medio europeo para vender filosofía, desde Alemania hasta la India, en formato entrevista y sin racionar la cafetera. La apuesta comunicativa presidencial de Ibaigane tiene más en cuenta a la legión de athleticzales residentes en países asiáticos que a los que día a día consumen Athletic alrededor del universo paralelo de la directiva y demás cabezas pensantes de Lezama. Aquí se pide turno para hacer una pregunta, más allá de nuestras fronteras se conceden café y pastas para entrevistas, todas jaboneras y limitadas de temario, por supuesto. Pues resulta que a este juego también juega Amorrortu. ¡Quelle surprise!.


Desaparecido desde el minuto uno para la prensa bizkaina, el apartado director deportivo y ganador -a la sazón- de la penúltima guerra civil en Lezama, también dispone de tiempo y permiso para hablar. Por ejemplo, el pasado Jueves, para la revista francesa Ecofoot.fr. Jose Mari despacha en otro país y con trazo grueso sobre asuntos tales como la academia rojiblanca o las vías para volver a ser competitivo en la Liga. Acerca de la estrategia formativa en la academia apunta que: "el aspecto más importante de la estrategia que estamos implementando es el hecho de que el jugador se encuentre en el centro de nuestro proyecto {...} insistimos en que la parte más importante en su desarrollo es educarlos para que puedan ser totalmente responsables y autónomos ". Jóvenes educados, responsables y autónomos. Suena bien para el mercado de trabajo. ¿Y el fútbol?. El trazo grueso permite en cualquier formato decir muchas cosas sin decir nada. Tal vez sería más interesante conocer sus explicaciones acerca de sus últimas decisiones en Lezama en materia de reestructuración de personal deportivo, sobre la captación de según qué jóvenes, y cómo está y se gestiona la relación con otros clubes y centros de formación. ¿Cuál es el centro del proyecto?, ¿quién evalúa y con qué criterios?. En este sentido explica que: "nos esforzamos por garantizar que los entrenadores puedan crear un entorno de aprendizaje real". ¿Realmente los entrenadores de Lezama pueden crear "un entorno de aprendizaje real"?, ¿o las políticas de formación han consistido en acatar otro tipo de directrices?. ¿Por que nadie de Lezama puede hablar y contar lo que allí sucede?.


A la pregunta del periodista galo de si cree Amorrortu que el Athletic algún día podrá volver a jugar los papeles principales de la Liga, la mano derecha de Urrutia y principal opositor de Ziganda responde: " por qué no. No creo que sea necesario gastar mucho dinero en grandes nombres. Simplemente educar y desarrollar jugadores jóvenes de calidad. Pero, para eso, obviamente es necesario producir un trabajo de calidad ". Seguramente Mikel Merino habría sido sensiblemente más barato hace dos o tres años sin regatear que este próximo verano echando el resto. Habría que preguntarle a Jose Mari por qué muchos de los "grandes nombres" o se van del Athletic, o no quieren volver, o directamente no quieren venir. Acerca de la competitividad añade: "ser competitivo no es una cuestión de riqueza, ni de nivel presupuestario. Lo más importante es tener principios y creencias, y eso es lo que tenemos aquí en Bilbao ". Pues resulta, Jose Mari, que solo gracias al presupuesto más elevado de la centenaria rojiblanca -inflado en su mayor parte por el dinero de la televisión y el pago en pocos años de unas cuantas cláusulas galácticas- solo así se han podido acometer las renovaciones más caras jamás vistas por estos lares en salario y cláusula, desde Laporte hasta Kepa pasando por Williams. El discurso de los principios y las creencias ya no convence. Si la pelotita del primer equipo no entra, nadie parece consolarse con que Ziganda lo bordase durante cinco años en el filial o con que los cachorros que suben al primer equipo sean los más educados y responsables. Análisis distorsionado y carente de autocrítica. Por cierto, ¿es verdad que te jubilas o volveremos a verte en otra plancha?, ¿a qué precio?.


EDITORIAL

ÚLTIMO PODCAST

ÚLTIMA ENTREVISTA